Financiación No bancaria (3): Business Angel

By 26 mayo, 2016 agosto 17th, 2017 Finanzas Fiscal, Olivoworld

Los Business Angel  son personas o grupos familiares, que conocen un sector o un negocio y tienen capacidad inversora. Habitualmente aportan fondos, conocimiento, contactos y experiencia: Capital Inteligente.

Como vimos en el post anterior, aparecen en un estadio inicial, a veces en el minuto 0 para ayudar en el arranque (aunque si la idea no es muy brillante o innovadora es más raro), pero casi siempre cuando quieres dar un impulso a tu negocio, ya funcionando pero con gran capacidad para crecer.

No hay limites legales o formales que regulen la inversión mínima o la máxima, pero son operaciones habitualmente “pequeñas” en empresas con expectativas de crecimiento altas y en las que no toman la mayoría del capital.

Suelen plantear una salida del capital a medio plazo, no más de cinco años.

La Ley 14/2013 de Apoyo a los Emprendedores y su Internacionalización establece en su artículo 27 una Deducción por inversión en empresas de nueva o reciente creación.

“1.º Los contribuyentes podrán deducirse el 20 por ciento de las cantidades satisfechas en el período de que se trate por la suscripción de acciones o participaciones en empresas de nueva o reciente creación cuando se cumpla lo dispuesto en los números 2.º y 3.º de este apartado, pudiendo, además de la aportación temporal al capital, aportar sus conocimientos empresariales o profesionales adecuados para el desarrollo de la entidad en la que invierten en los términos que establezca el acuerdo de inversión entre el contribuyente y la entidad.

La base máxima de deducción será de 50.000 euros anuales y estará formada por el valor de adquisición de las acciones o participaciones suscritas.”

Y también se regulan los incentivos cuando el inversor salga de la empresa: siempre y cuando el importe obtenido en la venta se reinvierta en nuevas acciones o participaciones de una entidad nueva o de reciente creación.

Para la aplicación de estas deducciones se deben cumplir una serie de requisitos por parte de la empresa y del Business Angel. En el caso de la empresa no puede tener fondos propios superiores a 400.000 euros ni una antigüedad mayor de tres años, entre otras limitaciones de menor importancia y en el caso del inversor debe permanecer en su patrimonio por un plazo superior a 3 años e inferior a 12 y no poseer de forma directa o indirecta más del 40% de la empresa.

Asi que, adelante, buscad a ese Business Angel que puede ayudaros a dar un nuevo impulso a vuestra empresa.