Cambios en la condición de Moroso por parte de las Entidades Financieras

By 30 septiembre, 2016 agosto 17th, 2017 Consultoría, Finanzas Fiscal, Olivoworld

En la circular 4/2016 del Banco de España de mayo, se introducen una multitud de cambios para las entidades financieras, su dotación de provisiones y el control de la morosidad.

Lo que afecta a las Entidades Financieras por supuesto es importante para las pymes. De hecho muchos de los bancos con los que trabajan nuestros clientes han empezado a advertirles de que no pueden tener posiciones vencidas más allá de 30 días. Sí, hasta ahora, si ibas justo de liquidez podías retrasar hasta 90 días tus cuotas de préstamos sin entrar en mora. No es una buena práctica pero, de hecho, se hacía. Desde el 1 de octubre que entra en vigor la nueva norma, además de una multitud de cambios de menor impacto, es crucial no retrasarse en pagar más allá de 30 días pues, a partir del día 31, se entra en un estado de “vigilancia especial” con un período de prueba de 3 meses durante los cuales los bancos se ven obligados a dotar un porcentaje bastante significativo de la deuda. Estos porcentajes de dotación se han dilatado más en el tiempo pero se han endurecido en el corto plazo (los primeros 9 meses).  Si te refinancian y no vuelves a dar problemas estás 24 meses en cuarentena y después pasa a ser normal. Si se produce otro impago o una refinanciación, te pasan a dudoso y, eso, a las pymes les va a complicar mucho la financiación.

Todo esto estaría bien si aquí cumpliera todo el mundo, pero los bancos admiten sin sonrojarse pagarés a 120 días (que acaban siendo 270 o más) de muchas empresas, especialmente constructoras y la Administración cada vez que hay una disputa “política” en las entidades sin mayoría y los presupuestos quedan sin aprobar puede retrasar meses y meses sus pagos. Así que ojo las pymes y autónomos, que os lo jugáis todo y nadie os va a juzgar con menor dureza porque una empresa grande retrase devolver las retenciones, o la Administración no os pague vuestras facturas o subvenciones. En fin…

Un estudio detallado de la Circular de PWC

amet, mi, Aenean ut venenatis, consequat. commodo