¿Cómo convertir los tickets en facturas deducibles?

Como ya hemos comentado en el artículo: ¿qué necesito saber para deducir el iva? lo mínimo es disponer de una factura simplificada, pero conviene recordar que tanto el iva desglosado como los datos del receptor deberán de figurar reflejados. Es un caso típico en el que se va a un restaurante y no se pide la factura de la comida, pensando que con el extracto de la tarjeta de crédito es suficiente. Sin embargo, esto no es cierto.

Si no cumplimos con lo anterior la única forma de deducirnos el IVA de los tickets sería mediante el proceso de rectificación de facturas. Este proceso de conversión es costoso y muchas veces no depende de nosotros mismos; en general, consta de las siguientes etapas:

1. Selección y digitalización de los justificantes

El primer paso para poder recuperar el IVA deducible de los gastos de empresa es la selección de los justificantes.

No todos son aptos para su posterior rectificación y, por lo tanto, para poder declararlos como IVA soportado tienen que haber sido emitidos en los últimos cuatro años. Además, tienen que estar bien conservados (no sirven los rotos o enmendados) y en buenas condiciones de legibilidad.

Una vez seleccionados, todos los justificantes deben ser digitalizados para su posterior tratamiento informático.

2. Tratamiento de datos

Los justificantes convertidos en formato digital se agrupan por proveedor y, a su vez por periodo temporal.

3. Elaboración de facturas rectificativas

El justificante por sí mismo no es por si solo un documento válido, sino que es necesario agrupar los emitidos por un mismo proveedor en un periodo determinado y convertirlos en facturas.

Estas facturas deben contener, como mínimo, los datos básicos del proveedor y cliente, la fecha y el tipo de IVA. Reciben el nombre de facturas rectificativas porque añaden algún tipo de dato básico del que carece en el justificante original. Esta factura no se puede realizar si han pasado más de cuatro años desde el momento en que se realizó la original.

4. Validación de proveedores

Para que estas facturas rectificativas sean válidas han de ser validadas (con firma y sello) por el propio proveedor o bien por una empresa de facturación a terceros.